miércoles, 24 de octubre de 2012

Columna del Director


Nuestra Imagen

*El complot de la víbora prieta

Por Raúl Campoy Robles

Navojoa, Son.  21 Oct. 2012.- En un mundo globalizado en el que  la información  fluye con rapidez con la seguridad  que a veces resulta imposible ocultarla, y en  donde  el internet  ha venido a ocupar un lugar especial en las comunicaciones, muchos acontecimientos  han dado la vuelta al mundo  en cuestión de minutos.

Según  la naturaleza de la noticia  y la óptica  en que es abordada  el impacto mediático no se deja esperar para ser comentado por  el público a quien en asuntos de comunicación se le conoce como receptor. Y si de humor se trata, el interés por  el hecho noticioso cobra mayor aceptación entre la población.

Un  hecho sin precedentes,  al menos en  asuntos de comunicación social y por ende, de  noticias  de la Presidencia de México, es el  que experimentó un grupo de reporteros que cubrieron  el fin de semana anterior   la gira del presidente Felipe Calderón Hinojosa, en  la capital del estado de Chihuahua, durante el banderazo de  inicio de obras del libramiento Oriente.

El evento visto como uno más de los que preside el mandatario, por su naturaleza no deja de ser noticia, incluso, puede pasar por desapercibida para quienes  no les interesa informarse o bien no tienen el tiempo  para los noticiarios. Sin embargo, la costumbre de mantenerse uno informado de lo que acontece en el mundo, a veces lo dirige a eventos que aún cuando  nunca se esperaron o formaron parte de una agenda o itinerario de trabajo, de repente se convierten en noticia. Por ejemplo el que se alude en párrafos antes.

El acto transcurría sin contratiempos y de  pronto, justo enfrente del pódium donde el presidente pronunciaba su discurso, en el área de prensa fue descubierta una víbora de unos 60 centímetros de longitud que hizo saltar a varios  fotógrafos y reporteros   que cubrían el evento.

Desde el atril, el Mandatario preguntó por lo que sucedía y una reportera le dijo que había por ahí una víbora.

- ¿En el área de prensa?, perdón...no, no, ¡Ja, ja, ja! Cuidado. No vayan a pensar que fue intencional... ¿Ya desapareció o qué?

Los invitados al acto escuchaban al Presidente, pero volteaban hacia el área que ocupaban los reporteros.

-Yo creo que es un boicot al evento que estamos haciendo- insinuó Calderón. No me acuerdo quién decía eso de los boicots... No, complot, perdón, complot. ¡Es un complot de la víbora prieta!... ¡Ja, ja, ja! Ya mejor ahí le paro, manifestó finalmente Calderón.

Resumido de esta manera, el evento que  sin ser planificado  pasó a ser  parte del  último acto de la  gira  presidencial por Chihuahua permitió al presidente ironizar  a costa de una víbora y a la  vez a recordar a  Andrés Manuel López Obrador, ex candidato presidencial de las izquierdas, y al ex presidente Vicente Fox.

López Obrador fue quien desde el desafuero, en sus tiempos de jefe de gobierno del DF, habló de los "complots" en su contra.
Fox, a su vez, dijo en su campaña presidencial que iba a sacar de Los Pinos a las víboras prietas.

De esta manera  se cierra el espacio  con un  hecho noticioso digno de ser aprovechado para  las mangas del chaleco  del noticiero de televisa y que  por su naturaleza  ha sido una noticia  sin precedentes en la vida de un mandatario mexicano en  la recta final de  su gobierno. Al menos tendrá que contar una anécdota muy diferente  a las que  ha acumulado a lo largo de su existencia:
El complot de la víbora prieta.

 

Por su atención gracias.